La terminología que ha nacido a través de que en distintos encuentros del torneo nacional, se ha ido a observar jugadas polémicas en dispositivos móviles de los miembros de los cuerpos técnicos de los clubes, dio nacimiento a que haya el ‘VAR CRIOLLO’, que los jueces de manera irresponsable ha hecho uso, a esto también intimidados por los miembros de los cuerpos técnicos para cambiar decisiones claves dentro del desarrollo del juego.

Es así como el pasado domingo en el encuentro entre Técnico Universitario y Guayaquil City que se cumplió en la cancha del estadio Christian Benítez, se dio esta particularidad, cuando el juez de aquel compromiso, determinó no sancionar un lanzamiento penal en favor de los locales y anular la expulsión del jugador Alexis Santacruz, que cometió la infracción, tras los reclamos que nacieron del lado de la banca de emergentes del elenco ambateño.

Pero esto finalmente se acabó, cuando un documento a manera de Circular, dictado por la Comisión Nacional de Arbitraje de la Federación Ecuatoriana de Fútbol y firmado por Rogger Zambrano titular de este cuerpo colegiado y dirigido a los profesionales del referato, de manera tajante prohíben la utilización de equipos electrónicos y/o de comunicación para llevar a cabo estas decisiones, motivo que podría ser causal de sanciones a los pitos que incurran en una de las prohibiciones que están reglamentadas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here