La derrota ante Orense, no fue el saldo negativo que presentó 9 de Octubre esta tarde en Machala, sino uno que afortunadamente no pasó a mayores, ya que en el regreso a la ciudad de Guayaquil, el vehículo en el que iban sus dirigentes, entre ellos su presidenta Rossy Gómez, junto a otros directivos sufrió un percance sin mayores consecuencias, más que el susto que vivieron los ocupantes del automotor.

Tal como se informa a través de un comunicado oficial difundido en las redes sociales del club, se confirmó el percance en carretera, del mismo que salieron ilesos sus directivos, al tiempo que se encuentran estables y fuera de peligro, debiendo destacar que el vehículo que ocasionó este inconveniente se dio a la fuga, por lo que no se pudo establecer responsables de este lamentable hecho que fue informado por medios locales, horas atrás.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here