Paolo Guerrero seguirá peleando por su inocencia pese a reducción de sanción

El capitán de la selección peruana de fútbol, Paolo Guerrero, aseguró que es inocente y que luchará por limpiar su nombre después de que la FIFA redujera su sanción por dopaje a seis meses, lo que le permitirá jugar el Mundial de Rusia el 2018. Vale la pena recordar que el hombre que actúa en el Flamengo de Brasil fue suspendido por la FIFA el 8 de diciembre por un año después de dar positivo por un derivado de la cocaína después del empate 0-0 entre su selección y Argentina en octubre pasado.

El organismo rector del fútbol mundial redujo el pasado miércoles la sanción a seis meses, pero Guerrero aún no está contento y va a ir por más porque su deseo es seguir en actividad de alta competencia para llegar en la mejor forma a la cita máxima con su combinado y así ponerse a órdenes del técnico argentino Ricardo Gareca: “Obviamente no me siento aliviado. Es importante para mí seguir peleando para demostrar mi inocencia”, dijo a Reuters TV el jueves pasado en Río de Janeiro: “No estoy tranquilo ahora porque redujeron la sanción. Voy a seguir luchando para demostrar mi inocencia. Realmente es una injusticia que me hayan castigado, ya que he demostrado que soy inocente todo el tiempo. Lo probé y lo seguiré probando hasta que me absuelvan”

Guerrero afirmó que la prueba positiva se debió a una contaminación de su muestra y prometió volver a los terrenos de juego en 2018, para así encarar con toda responsabilidad el certamen magno, en el que el elenco inca se encuentra encuadrado en el Grupo C del Mundial con selecciones tales como: Francia, Dinamarca y Australia.

Deja un Comentario

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: